Mi historia en la A.VV. Novo Vigo – Capítulo 1

Parte de mi historia en el tema de mi pertenencia a la Asociación de Vecinos de Novo Vigo en Navia, de la que he sido miembro fundador, ha sido aprovechada en la página de esta misma web en donde explico un poco mis orígenes, por si a alguien le interesara conocer la historia completa. Digamos que ese era el capítulo 0 de esta historia que iré contando a trozos.

Voy a ir relatando, aunque no tenga una excesiva trascendencia pública, ni un mayor interés general, mi participación en dicha asociación y el por qué a veces algunas cosas pasan o dejan de pasar. Si a alguien sirve para algo, perfecto. Si no, pues siempre es otra experiencia más disponible en la red para saber a veces dónde meterse y dónde no meterse.

Para mi es importante lo que hago porque supone dedicar un trocito de mi vida y poner un poco de corazón en las cosas en las que me implico. Y habiendo invertido un poco de mi vida, cuando las cosas se tuercen y no salen como se espera, o a uno le hacen perder el tiempo y la ilusión por un proyecto, pues me molesta especialmente, sobre todo cuando creo que se hace por simples intereses personales o políticos. Intereses que a mi no me valen. Yo no tengo intereses personales en estas cosas. Simplemente me satisface y llena mi vida hacer cosas por los demás. Tampoco tengo intereses políticos porque sé que no serviría para la política ya que mi forma de ser, honesta y transparente, objetivo y equilibrado, seguro que colisionarían con los intereses políticos de cualquiera de los partidos en los que pudiera participar. Y porque no tengo compromiso firme en convicciones con ninguna opción política ya que tengo ideas muy variopintas que entran en todos los programas electorales de todo tipo de colores.

Mi mujer, la puerta para entrar…

Yo trabajo en el sector informático, con ordenadores delante todo el día, así que paso mucho tiempo comunicándome con gente, el trabajo, los amigos, la vecindad. Soy un tipo un poco raro, y cuando hago amigos los hago para siempre, pero a veces, por lo directo que soy en algunas cosas, hay quien me puede coger mal, porque creo que le digo algo por su bien y se lo toma por el lado malo. Me olvido de lo que no es importante y reservo mis recuerdos para las cosas más interesantes, intentando obviar lo desagradable para poder dormir tranquilo. No soy bueno para recordar las caras pero no me importa, no varío mi discurso en función de con quien hablo así que me quedo con los nombres de los amigos. Mi mujer, por contra, es una persona muy abierta que se mueve muy bien con la gente y que hace migas fácilmente con cualquiera. Además, tiene cualidades como una memoria casi fotográfica, es muy organizada y, al igual que yo, nos gusta hacer las cosas bien, sin entrar en lo obsesivo ni en la perfección, pero sí aplicando mucho sentido común. Además, ambos tenemos una buena capacidad para “leer entre líneas” y captar sutilezas y matices, ella mejor que yo, para “ver venir” a la gente. En cualquier caso, no somos muy desconfiados, así que damos margen a la gente para los errores. Nos conocimos dándonos mucho margen entre nosotros mismos, y nos soportamos desde hace 25 años por lo mismo. Para que te den algo, tienes que dar algo. Para conquistar algo tienes que ceder en algo.

A mi mujer le encanta organizar cosas para los chavales sobre todo, más que nada porque son muy participativos y porque cualquier evento o premio les hace ilusión, pero en general organizar cualquier actividad la ilusiona… también es cierto que en todas estas cosas que organizamos participa nuestra hija, así que todos ganamos un poco con que se dinamice el barrio.

Desde el momento de la comparsa carnavalera , mi mujer, paralelamente a lo que yo hacía en otras cosas, fue estableciendo contactos con otros vecinos que conocimos en la misma y que tenían interés por repetir la experiencia, pero aún más, mostraban interés común a nosotros en hacer algo más en el barrio y por el barrio. De vez en cuando se reunían en cafeterías y planteaban la posibilidad de organizar cosas o incluso montar una asociación, cultural o de cualquier tipo, pero a pesar de que todos estaban de acuerdo en el fin, no se llegaba a concretar en algo real. Siempre quedaba para otro día.

Una de las actividades que quisieron organizar es un belén, hecho por niños con plastilina, para presentar al concurso de Caixanova y tras ver opciones, consiguieron contactar con la persona responsable de actividades de la Asociación de Vecinos Emilio Crespo de Navia que se ofreció a poner el local para desarrollar la actividad. La experiencia fue buena, aunque tuvo sus pegas, entre ellas que en algún momento la directiva planteó la posibilidad de no permitir presentar el belén a concurso por considerarlo irrespetuoso (las figuras eran animales, José un león, la Virgen era una leona, y el niño Jesús era un cachorro de León). Esta experiencia da para una publicación propia, que no viene al cuento, pero al final se pudo presentar sin problemas.

Otra de las actividades que se quiso organizar fue la comparsa de carnaval de Navia para el desfile en el centro de Vigo y en la que se hicieron carteles y se difundieron, pero en la que la AV Emilio Crespo no puso mucho empeño en involucrar a personas del barrio, y en la que de la parte de Teixugueiras no se consiguieron reunir más de 20 personas, dejando por tanto el proyecto en nada porque el mínimo que se buscaba era unas 50 o 60 personas, para entrar en desfile.

De todo esto y alguna cosa más que no viene al cuento, surgió la clara necesidad de que hacía falta una asociación en el barrio que canalizara este tipo de actividades para dinamizar a los vecinos y a punto estuvimos de crear una asociación cultural incluso entre ella, dos amigas más y yo, que siempre le dije que contaran conmigo para lo que se hiciera, pero el no tener local y tener que poner nuestro domicilio particular no era del agrado de nadie y la cosa se fue enfriando.

(Continuará: Capítulo 2 – Se cocina la asociación en una cafetería)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>